jueves, 12 de mayo de 2011

LA ETERNA DUDA


No se, no me veo, será incomodísimo, nunca he llevado uno, me siento disfrazada…pero me gustan, ¿qué hago?

Estas frases son las que más estoy escuchando últimamente. Os doy unos consejos:

El más importante, una no deja de ser una misma por llevar un tocado, sólo tienes que encontrar el tocado que vaya contigo. Déjate aconsejar por quién te vaya a hacer el tocado y por quienes más te quieren. isabarca intenta ponerse en el pellejo de diseñadora y de tu mejor amiga al mismo tiempo.

Nunca te vas a ver con un tocado si nunca llevas uno. Está claro. Pero el día que te pones uno, te lo aseguro: será la primera pero no la última vez que lo hagas.
Eso sí, no te fuerces. Si crees que llevar un tocado te va a amargar tu evento, te vas a sentir la persona más observada del mundo y lo vas a pasar fatal por ello (aunque no sea cierto): ¡olvídate de llevar uno!

A la vista de todo el mundo está que llevar un tocado va a ser más incómodo que ir con la melena al viento, pero no hay que dramatizar, un tocado sólo te incomoda si no está bien puesto. No pretendas colocártelo en 2 minutos, dedícale su tiempo, engánchalo bien a tu pelo, mueve la cabeza de lado a lado y cuando sientas que no se mueve ni un milímetro es que estás lista para ir a tu evento. Lo mejor que puedes hacer: que te ayuden a ponértelo, bien en la peluquería o bien en casa.

Y si te gustan los tocados, no lo dudes y ¡¡atrévete!! Es el momento de llevarlos, la mejor forma de ir a la moda, de realzar tu belleza y de dar un giro de 360º a tu conjunto.

Espero que dejarte llevar por la locura de ponerte un tocado sea una gran experiencia para ti.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Nuevos tocados para esta temporada

Cósima

                                                                             Tadea
                                                                            Esperanza